Cuídate del sol y el calor |supermercados en Jerez de la Frontera|supermercados en Arcos de la Frontera|

1. La exposición prolongada a los rayos del sol produce daños en la piel: quemaduras solares, manchas solares y pecas o cáncer de piel. También pueden ocasionarse daños en los ojos por exposiciones al sol sin protección ocular o con protección inadecuada. Por ello es fundamental seguir una serie de precauciones:

No te expongas al sol en las horas centrales del día ( de las12 a las 4), cuando los rayos solares caen con mayor intensidad

Usa cremas con alto índice de protección solar, aplicándola media hora de salir al sol y renovando con frecuencia su aplicación, durante cualquier actividad al aire libre.

Usa gafas de calidad que bloqueen el impacto excesivo del sol en los ojos.

Usa sobreros que protejan la cabeza de la acción directa del sol.

– Usar ropas de fibras naturales y color claro como pantalla de protección preferible.

En el caso de los niños menores de 6 años los dermatólogos aconsejan medidas preventivas como mantenerse en zonas frescas y protegerse con ropa adecuada y sombreros y desaconsejan la exposición del niño al sol y el uso de filtros solares.

2. Los golpes de calor son otra de las consecuencias de la exposición prolongada al sol o la permanencia en ambientes excesivamente calurosos.

Consisten en una alteración grave de la regulación térmica del organismo lo cual puede dar lugar a un estado de shok y riesgo de muerte. Son una urgencia médica que requiere tratamiento médico cuanto antes.

Para prevenirlo:

– Debe evitarse la permanencia prolongada al sol o en lugares excesivamente calurosos y húmedos.

– Es necesario mantenerse en zonas frescas y sombreadas y beber líquidos en abundancia.

– Los bebés, los niños pequeños y los ancianos son las personas más susceptibles de verse afectadas por las quemaduras o los golpes de calor por lo que su cuidado requiere especial atención.

– También deben tener especial cuidado personas con afecciones cardiacas, circulatorias, respiratorias, renales, cerebrales o diabetes.

– La obesidad, el alcoholismo y la toma de drogas o algunos medicamentos son también un factor de riesgo para los golpes de calor.

Jamás debe dejarse a un niño o una mascota en el interior de un coche, aunque se piense que el calor no es excesivo, ya que por desgracia estas situaciones llevan con altísima frecuencia a la muerte del niño o del animal.

Antes de subir a un coche aparcado al sol ventílalo bien unos minutos abriendo puertas y ventanas para que baje la temperatura de su interior. Espera un poco sobre todo antes de montar en el a bebés o a personas mayores.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Pulevasalud – Dra. Dª. Ana María Roca Ruiz

Leave a Reply

Your email address will not be published.

He leído y estoy de acuerdo con la totalidad de condiciones de la política de privacidad.